martes, 28 de junio de 2011

Cacique Naiguatá

Su nombre significa “pico” o “atalaya”. Cacique de la región central. De familia Caribe. De aspecto arrogante, dado a la ensoñación y a la contemplación, de carácter afable. Combinó su función con la de Piache. Como rasgo curioso de su espíritu tenía verdadero amor por las gaviotas, por esto Naiguatá pasaba horas y horas contemplando embelesado a dichas aves, hoy desaparecidas de la zona. Se dice que le gustaba estar solo, y en todo caso acompañado de sus gaviotas que eran su única compañía.

Su dominio abarcó una inmensa zona costera que comenzaba en el río Anare hasta los predios de Guaicamacuto, las costas anzoatiguenses de lo que hoy se conoce como Puerto La Cruz.

En cierta oportunidad recibió a los soldados de Rodríguez Suárez, ofreciéndoles un agasajo, pero durante la fiesta uno de los invitados hirió a una gaviota, lo cual le causó un gran disgusto. Quiso castigarlo por la hazaña tan negativa, pero no lo consiguió, entonces tomó la ley en sus manos y cuando quiso vengarse, una bandada de gaviotas se lo impidió, esa presencia le indicaba que debía perdonar al agresor.

Tenia parentesco cercano con la cacica Isabel, la madre de Francisco Fajardo, a quien favoreció cuando ésta llegó en 1555 al litoral y también en las dos oportunidades siguientes, de 1557 a 1567. acudió al llamado de Guaicaipuro cuando a fines de 1567 o comienzos del año siguiente se propuso destruir la ciudad de Caracas. Pero Naiguatá y los demás caciques, fueron derrotados, mientras aguardaban la incorporación de Guaicaipuro.

Fuente: Fundación Polar, Tomo II (1997)

Reacciones: